Google

 

Macuarium    

Tema 7

EL REBOTE

 

1. IMPORTANCIA. GENERALIDADES 

Probablemente uno de los momentos más espectaculares del baloncesto es cuando el balón que va hacia el aro no entra y sale rebotado, provocando una lucha terrible de jugadores saltando por cogerlo. El equipo que domine el rebote tendrá más oportunidades de controlar el partido. 

Habrá que distinguir entre REBOTE DEFENSIVO y REBOTE OFENSIVO, según sea capturado por el equipo que ataque o defienda respectivamente.

La importancia del rebote radica en que si capturamos el defensivo nos permite sacar el contraataque y evita que el contrario tenga nuevas oportunidades en tiros que ha fallado. Si capturamos el ofensivo, conseguiremos oportunidades de tiro en áreas próximas, cargando de faltas al rival y evitando pueda sacar contraataques con comodidad.

Común a ambos tipos de rebote es intentar en el momento del salto llegar a ponerse debajo del balón, llegar lo más arriba posible, coger el balón con agresividad (arrancarlo) y protegerlo.

 

2. REBOTE DEFENSIVO. Es la última fase de nuestro trabajo defensivo. Un buen trabajo defensivo que haga realizar un mal lanzamiento al contrario no valdrá de nada si no conseguimos el balón, pues el contrario podrá anotar fácil e incluso sacar faltas, sucediendo a menudo ambas cosas a la vez. Por éllo es de vital importancia que nunca concedamos la oportunidad al contrario de capturar rebotes ofensivos.

Pero hay más, el rebote defensivo será también el primer paso de nuestra ofensiva. El lograrlo cómodamente nos abrirá las puertas del contraataque.

Varios puntos son fundamentales:

POSICIÓN DEFINITIVA. Trabajamos por el rebote también antes del tiro. Busquemos posiciones que nos puedan facilitar el rebote.

EXPECTATIVA. Durante el vuelo del balón, pivotar y bloquear al contrario.

EQUIPO. Todos los atacantes deben quedar bloqueados. Todos los defensores bloquean. Basta que uno se despiste para malograr el trabajo del resto.

TIEMPO. Estudiemos el tiempo de caída. Saltemos fuerte pero a tiempo.

PROTECCIÓN. Si conseguimos el balón, no lo perdamos estúpidamente. Protejamos el balón, atrayéndolo hacia abajo, con fuerza, hasta la altura de la barbilla o de la frente aproximadamente, nunca más abajo.

SALIDA. Busquemos una buena salida a nuestro rebote. Es un trabajo de todos, no sólo del que tiene el balón. Organicemos la salida.

 

Cuando hablamos de este tipo de rebote no hay más remedio que referirse al bloqueo de rebote, de tal forma que es imposible hablar de uno sin el otro.

 

3. BLOQUEO DE REBOTE. Dada la importancia del rebote y lo imprescindible que resulta para éste, el bloqueo de rebote es un fundamento imprescindible e importantísimo.

Consiste en interponerse entre el atacante y el balón una vez efectuado un tiro con el fin de impedir su captura por el contrario y obtenerlo nosotros lo antes posible.

Al ser conscientes de que se ha producido un tiro debemos, instantáneamente y olvidándonos del balón, dar un pequeño paso hacia el atacante para intentar ganarle la posición mediante un pivote, generalmente de reverso, en función de la dirección que tome, para tomar contacto con él mediante nuestra espalda, fijándole en esa posición y manteniendo nuestros brazos levantados por encima de los hombros y las piernas flexionadas para estar prestos a ir por el rebote.

Describiéndolo de un modo más detallado: Con el balón por el aire debemos ver que hace nuestro jugador y ver por donde viene, cuando esté próximo debemos avanzar la pierna contraria de la dirección que el trae.

Cuando el atacante llegue a nuestra posición, nuestra pierna adelantada deberá estar en medio de las dos suyas y nuestro antebrazo en su pecho (que choque él contra nuestro brazo)

 

Una vez le hemos parado, el jugador intentará irse por un lado u otro. Si quiere irse por la misma dirección que llevaba pivotaremos hacia delante sobre nuestro pie atrasado.

Si se va por el lado contrario pivotaremos hacia atrás sobre el pie adelantado.

Al dar la espalda al jugador atacante, debemos tener las piernas separadas y flexionadas. Necesitamos gran estabilidad para no desequilibrarnos al ser empujados.

Los brazos estarán doblados como una prolongación de la espalda y con los antebrazos y brazos dirigidos hacia el aro.

Con el bloqueo de rebote impedimos que el atacante pueda lograr una buena posición para el salto e impediremos que pueda entrar en carrera a por el balón. En caso de bloquear a reboteadores muy buenos nos conformaremos con bloquearle, sin ir a por el balón. Si estamos igualados o somos superiores, sólo después de bloquear se irá a por el balón.

Para bloquear no hace falta saltar mucho, basta ser constante y contundente.

 

 

4. REBOTE OFENSIVO. Es igualmente importante por los motivos descritos anteriormente.

La acción es la contraria. El jugador deberla mirar en todo momento el balón para intuir donde caerá.

Intentaremos siempre que se pueda, coger una posición para el salto y también se puede intentar con carrera anterior para ir con más potencia.

Ante el bloqueo de rebote deberemos zafarnos de éllos en corto:

1. Luchando contra el bloqueo por fortaleza física.

2. Por medio de fintas para descolocar el bloqueo.

3. Aprovechando el que el bloqueador empuja hacia atrás para quitarnos rápido, esperando que pierda el equilibrio y al mover sus pies ganarle la posición.

 

Buscando huecos:

En vez de luchar contra el bloqueo daremos un rodeo para buscar otro sitio donde pueda caer el balón.

No siempre coincide que el jugador que llega más arriba sea el que más rebotes coge, también influyen la habilidad, inteligencia, intuición, y sobre todo, la constancia. Un jugador con estatura aceptable para luchar por el rebote que vaya siempre a por él, es lógico que acabe cogiendo muchos si lucha con inteligencia.

El jugador que ha cogido el rebote de ataque debe protegerlo con los codos fuera y sin bajarlo, para después tirar con o sin finta.

 

5. PALMEOS. Se llama así a la acción de desplazar el balón cuando está en el aire y viene rebotado del aro.

Normalmente los palmeos se usan en el rebote de ataque. Cuando un jugador en vez de coger el balón con dos manos en el aire y caer con él, empuja con una o dos manos la pelota para encestarla.

Como hemos dicho, puede mediante un suave movimiento de dedos de una o las dos manos, lanzar el balón al aro en el instante en que toma contacto con él.

Hay veces en que si se recoge por encima del nivel del aro puede introducirse golpeando o dirigiendo el balón hacia abajo, donde está el aro.

En ocasiones, cuando no se pueda llegar a controlar el balón, pero el jugador pueda tocarlo, por medio de un golpe que se le dé, puede dirigirse hacia otra zona donde esté otro compañero o uno mismo para cogerlo en un segundo salto.

 

6. REBOTE Y CONTRAATAQUE. No puede olvidarse que el rebote es el primer paso de nuestra ofensiva, por lo que será de vital importancia su dominio para poder sacar el contraataque. 

Es preciso organizar adecuadamente la salida a partir del mismo momento en que se captura el rebote. La mecánica y generalidades del primer pase de contraataque ya se han visto en otro apartado.

Recordemos que una vez cogido el rebote, hay que pivotar hacia fuera para buscar al receptor del primer pase. Se hará mucho más rápido si conseguimos caer ya girados y encarados a nuestro receptor. El colmo sería poder dar el primer pase en buenas condiciones antes de haber tocado el suelo.

 

7. REBOTE TRAS TIRO LIBRE. Es algo que tenemos que tener perfectamente controlado y organizado.

Hay muchas maneras de organizarse, tanto para ir al rebote como para salir después. En principio, será fundamental, igual que siempre, el bloquear a todos los atacantes que entren o puedan entrar en la zona, sin olvidarnos del lanzador que siempre debe ser bloqueado. Es fundamental bloquear siempre antes de ir por el balón. En algunos casos no está de más enviar a uno de los jugadores directamente a por el rebote sin que tenga que preocuparse por bloquear. En otras podremos mandar a un jugador que salga corriendo al contraataque en vez de bloquear o ir por el rebote, siempre en función de nuestras necesidades y organización.

No debemos descuidar a los que entran desde fuera.

 

8. EJERCICIOS.

1.- El principal y más importante ejercicio será el obligar a todos los jugadores a que en cada ejercicio en que haya un rebote, aunque sea sin defensa, vayan a por él lo mejor, más alto y más rápido posible. También será decisivo que en cada ejercicio donde haya juego 1x1, 2x1, 2x2, 3x2, 3x3, etc. siempre vayan todos por el rebote, atacantes y defensores.

 

2.- Los jugadores por parejas, uno atacando y otro defendiendo, alrededor de los círculos, en cuyo interior se encuentra un balón. Giran alrededor del círculo y a una señal del entrenador los atacantes intentan coger el balón y los defensores evitarlo mediante bloqueos de rebote.

Fig. 1 

3.- Los jugadores por parejas. A una señal del entrenador, los que hacen función de atacante dan un paso hacia un lado predeterminado mientras los defensores realizan el gesto de bloquear el rebote. El proceso será: hacerlo andando por un lado y luego por otro. Luego andando por el lado que elija el atacante. Posteriormente rápido por un lado determinado, para acabar, rápido por el lado que elija el atacante. Siempre empujará el atacante al defensor cuando éste le bloquee.

 

Fig. 2

4.- Los jugadores efectúan series de tiro por parejas, el defensor va por el rebote, pasa, puntea el tiro, bloquea el rebote y va a por él.

 

5.- Los jugadores en dos filas como indica el gráfico, o en otras posiciones. El primero de la fila 2 defiende al siguiente en la posición adecuada (según esté en lado débil o fuerte), el jugador que tiene el balón en la fila 1 lanza a canasta y los dos citados anteriormente luchan por el rebote. El que lo consigue pasa al siguiente de la fila 1, y el otro pasa o sigue defendiendo al siguiente de la fila 2. El tirador inicial cambia de fila.

 

  6.- Los jugadores colocados como indica el gráfico. 1 pasa a 2 y va a defender a 3. 2 pasa a 3 y va a defender a 4. 3 pasa a 4. 4 tira y él y 3 van por el rebote mientras sus defensores los bloquean. Se puede hacer saliendo el balón desde distintas posiciones para entrenar distintas situaciones.

 

 

VolverVolver

Contador