METEORITOS

Por Pedro Amorós.-

Cuando una en una noche de verano, miramos a la profuncidad del cielo estrellado en un lugar apartado de la civilización, descubrimos que algo se mueve, algo que en ocasiones plantea un dilema a la ciencia, y sobre todo al observador.

El planeta Tierra, en su viaje alrededor del universo, encuentra en ocasiones viajeros en el espacio y en el tiempo. Muchos de estos viajeros, entran en nuestra atmósfera atraídos por la fuerza de la gravedad terrestre. Sin duda, estoy hablando de los meteoritos.
La principal diferencia entre los meteoritos y demás cuerpos celestes es el tamaño, ya que salvo excepciones, no suelen ser de gran volumen. Las estrellas fugaces que observamos en el cielo, son pequeños fragmentos meteóricos, que por su pequeño tamaño se desintegran en su entrada en la atmósfera terrestre. Cuando la atraviesan, a unos 80 o 120 kilómetros de altura, suelen dejar maravillosos rastros de luz producto de su desintegración, convirtiéndose generalmente el polvo y gas.
Consideremos la palabra meteorito, como cuerpo estelar o meteoroide, que habiendo atravesado la atmósfera terrestre, no se desintegra del todo y cae a la tierra con suficiente peso, masa y volumen para ser reconocido.
La labor de la investigación de los cuerpos meteóricos, es el estudio y análisis de su procedencia. Por ejemplo, tenemos tipos de metoritos ( Achondritas ), que provienen de la luna o incluso de Marte. El estudio de estas rocas celestes, nos proporciona un amplio campo para el analisis del suelo lunar o marciano, sin tener que desplazar naves en costosos proyectos espaciales, al lugar.
La mayor parte de los meteoritos que han caído en la Tierra, proceden de fragmentos de grandes cuerpos celestes, como son los asteroides y otros meteoritos. El estudio y análisis de los mismos, proporciona una interesante documentación científica a la ciencia, que sería imposible de recoger en condiciones naturales, logicamente.
A continuación, expondremos una tabla detallada, de los Tipos de Meteoritos y el porcentaje que cae en la superficie Terrestre.


Esta clasificación de meteoritos, nos proporciona tres grandes grupos iomportantes:

- Se dice que las condritas , son los cuerpos celestes más antiguos del sistema solar, Aprox. 4550 millones de años.
- Las ensatitas contienen elementos más típicos del interior del sistema solar.
- Las condritas ordinarias , son las más comunes y los científicos piensan que se puedan haber formado en el cinturón de asteriodes.
- Las condrítas carbonáceas presentan las superfícies más oxidadas. Están compuestas de los elementos más volálites. Su origen, se cree que puede ser muy lejano, más allá de sitema solar.

- Las acondritas son meteoritos de tipo rocoso. Estas se producen por la fusión o cristalización en el interior de otros meteoritos o cuerpos del que derivan. Su aspecto es variado y la textura que presentan es típica según su proceso de formación ígnea.
- Las pallasitas son meteoritos férricos de tipo rocoso. Estas, están compuestas pricipalmente por un elemento que es "olivino" rodeado por metal.

- Los meteoritos férricos o ferrosos son muy comunes, y están divididos en trece grupos, generalmente compuestos de aleaciones de hierro y níquel con pequeñas cantidades de otros elementos como carbono, azufre y fósforo.

La busqueda de meteoritos

Estoy convencido que usted probablemente alguna vez hay tenido algún meteorito en sus manos. El hallazgo de un meteorito, a pesar de ser casual, es muy difícil. De hecho, su cotización en el mercado suele ser elevada, dependiendo de los materiales que lo formen, su volumen y últimamente su procedencia.
¿ Cómo encontrar un meteorito ?. Evidentemente en una ciudad es difícil encontrar un meteorito. Por ello, los buscadores de piedras estelares, nos vamos recorriendo los caminos y paisajes rurales. Generalemente, el mejor sitio para la búsqueda de estas rocas, suele ser un lago seco, el lecho de un antiguo río, un desierto, una gruesa capa de hielo, etc. Es decir, lugares que por su forma y sus materiales, permitan distinguir claramente un meteorito de una piedra normal.
¿ Cómo distinguir un meteorito de una piedra normal a simple vista ?. Generalmente, los grandes buscadores de meteoritos, utilizan detectores especializados de estos cuerpos. Que se tratan de potentes detectores de metales, que los han ajustado a una longitud de onda que es la de la composición férrica de estas rocas celestes. Ya que la mayor parte de los meteoritos, posee alguna cantidad de hierro, lo más normal es que un potente imán los atraiga. Pero esto no es un prueba concluyente para porder determinar si una piedra es o no un meteorito.
Si nos encontramos caminando por el campo, y observamos un piedra de color negro y que su superficie presenta signos de abrasión o simplemente se encuntra muy pulida, hemos de recogerla para su estudio. Posteriormente si deseamos saber si es un no un meteorito en realidad, deberíamos practicarle un análisis. En cualquier Universidad del mundo, no pueden ayudar a este respecto.
Otra cosa, es conocer su procedencia. Esto es más difícil, ya que se debe de cotejar los componentes que tiene, con los componentes que poseen ciertas muestras recogidas en otros lugares del cosmos ( Luna- Marte...). Debemos de llevar cuidado con esta piedras, ya que su valor es elevado y cualquier estudiante de geología de una universidad, lo conoce. Por elllo, no debemos descuidar su audacia a la hora de que se nos de un resultado insatisfactorio, puesto que puede estar vigilando de donde lo "tiramos".
A continuación, exponemos algunos ejemplos de meteoritos de nuestra colección.


La Medida que observamos en las diversas fotografías, es de 5 CM.



Si usted piensa que tiene un meteorito y desea que se lo corroboremos o incluso que podamos hacer cualquier análisis con el, pógase en contacto con nosotros.

Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas

 

Página Principal de Investigaciones