ELIMINEMOS LAS MINAS
CAMPAÑA POR LA PROHIBICIÓN TOTAL DE LAS MINAS

¿Qué son las minas?
Una mina es una arma que, normalmente enterrada o escondida, explota por el contacto o la presión ejercida por algún objeto, animal o persona.

¿Qué son las minas antipersonal?
Las minas antipersonales, uno de los tipos de minas más desarrollados en los últimos años, explotan por la presión de un peso muy pequeño. Así cualquier persona, incluyendo niños, puede convertirse en su víctima.

¿Cuántas minas hay en el mundo?
Hay más de 110 millones de minas sembradas y listas para explotar en 64 países y 100 millones más permanecen almacenadas. Asia y África son los continentes más perjudicados por la plaga de las minas. Por ejemplo, en Angola y Camboya hay más minas que habitantes. En Kuwait hay 280 minas por km cuadrado. Una situación similar, aunque en menor medida, se vive en América Central y del Sur. En Europa, tras 5 años de guerra en los Balcanes, Croacia y Bosnia-Herzegovina han quedado seriamente afectadas.

¿Cuántas minas se producen?
Unas 100 empresas en 50 países producen semanalmente 50.000 minas. Es decir, cada minuto 5 nuevas minas amenazan la paz en nuestro planeta. Existen más de 340 modelos diferentes de minas antipersonales. Actualmente se diferencia entre minas bobas y minas inteligentes o entre minas detectables o no detectables. Sin embargo, todas las minas tienen los mismos efectos.

¿Cuánto cuestan?
Su precio es variable, desde 250 pesetas las más baratas hasta 30.000 las más caras, aunque la mayoría de ellas se pueden comprar por precios muy asequibles, como 800 pesetas.

¿Por qué se utilizan?
Más que matar, las minas antipersonales están pensadas para herir o mutilar provocando así un grave perjuicio económico, sanitario y sobretodo humano.

¿Cuáles son sus principales víctimas?
El 80% de las víctimas lo constituye población civil, especialmente niños y mujeres. Las minas no diferencian entre soldados y civiles, entre tiempo de paz y tiempo de guerra. Además, su fácil disposición en el terreno y el hecho de que permanezcan activas aún muchos años después de terminarse el conflicto bélico, las convierten en una auténtica pesadilla para las poblaciones que viven en zonas que han sido o son escenario de confrontaciones armadas. En Camboya, por ejemplo, las minas han matado y mutilado a más personas en 3 años de paz que en 15 años de guerra civil.

Efecto sobre las personas
Según estimaciones de diversas organizaciones, las minas producen en todo el mundo cerca de 1.400 muertes y 780 mutilaciones al mes. La mayoría de las personas que sobreviven a la explosión de una mina quedan traumáticamente mutiladas, perdiendo brazos y piernas. En países como Angola o Camboya, se calcula que de cada 200 personas 1 ha sufrido una amputación.

Consecuencias sociales y económicas
Las minas hipotecan el futuro de muchos países porque se colocan fundamentalmente en los centros de abastecimiento, de producción, en vías de comunicación, campos de cultivo... En la mayoría de estos países, donde las personas viven del trabajo en el campo y con Estados que no ofrecen una cobertura sanitaria adecuada, las minas suponen un auténtico descalabro social, un aumento de las situaciones de hambre y miseria y un incremento del número de refugiados y deplazados, que a su vez alimenta y contribuye a crear nuevos focos de tensión.

¿Qué es el desminado?
Consiste en localizar y desactivar las minas. Es una tarea costosa económicamente (el proceso de neutralizar una mina puede costar entre 35.000 y 120.000 pesetas), en tiempo (desminar una superficie equivalente a un campo de fútbol, que se siembra de minas en una hora, supone 3 meses de trabajo) y en vidas humanas (por cada 5.000 minas neutralizadas 1 persona muere y 2 quedan heridas).

¿Qué hacen los Gobiernos?
La Convención sobre Armas Inhumanas, que entró en vigor en 1983, establece mecanismos para limitar el impacto de las minas. Revisada en 1995 y 1996, la Convención ha tenido escasos resultados, por la poca ambición de sus planteamientos y por el alcance reducido de la misma, ya que tan sólo 51 países la han ratificado. A pesar de las resoluciones oficiales (Parlamento Europeo, Naciones Unidas) y las peticiones de muchísimas ONG de todo el mundo, son pocos los países que han optado por dejar de producir minas antipersonales (Bélgica, Canadá, Filipinas, Francia y Suiza).

¿Cuál es la situación en el Estado Español?
Hay varias empresas españolas (según datos del anuario de Industrias Españolas de Defensa: Bressel, Explosivos Alaveses, Explosivos de Burgos, Fabricaciones Extremeñas y Unión Española de Explosivos) implicadas en la fabricación de minas. El Gobierno Español aprobó en 1994 una moratoria a la exportación de minas antipersonales que se revisa anualmente, pero puede seguir produciendo, almacenando e incluso vendiendo minas a países que cumplan ciertos requisitos establecidos en la Convención de Armas Inhumanas. En cualquier caso, el secretismo oficial que envuelve el comercio de armas en España impide conocer la situación real.

Postura de las ONG que apoyan la campaña
En el marco de una campaña mundial, estas Asociaciones están trabajando conjuntamente en todo el Estado para lograr la inmediata y definitiva prohibición total de la fabricación, utilización, almacenamiento, comercialización y exportación de todas las minas y bombas de racimo, así como de las submuniciones de similares características y de los mecanismos utilizados para dispersar este armamento.

¿Qué puede hacer usted?
Dar a conocer el problema de las minas, enlazar con esta página, colaborar con las organizaciones que llevan la campaña, escribir cartas y artículos en diarios y revistas informando de la cuestión y solicitando un cambio de actitud del Gobierno. El gráfico inferior puede servir para enlazar con esta iniciativa desde su página web. Gracias por utilizarlo.

Eliminemos todas las minas

También puede dejar constancia de su opinión en el libro de visitas preparado al efecto:


¿Qué se ha conseguido?
En 1980, el protocolo II de la Convención de Ginebra regula el uso de las minas. Sin embargo, sus limitaciones, al no afectar a conflictos internos y haber sido aceptado por pocos Estados, propiciaron una serie de reuniones diplomáticas internacionales con objeto de revisarlo. Estas reuniones desembocarían en la necesidad de lograr un Tratado de Prohibición Total de las minas.

International Committee Ban Landmines
Veteranos del Vietnam en Estados Unidos emprenden una campaña de sensibilización y presión política para conseguir la erradicación mundial de las minas. Paralelamente se inician los contactos en países occidentales para poner en marcha campañas similares y crear un gran movimiento internacional que funcione como una federación. Nace así el ICBL (International Committee Ban Landmines).

Campaña "Eliminemos las minas"
Las Organizaciones que abajo se citan lanzan la campaña "Eliminemos las minas", convirtiéndose en la representación en España de la campaña internacional (ICBL). Tienen lugar los primeros contactos y las primeras movilizaciones públicas. Esta campaña se intensificó a partir del segundo semestre de 1996 para presionar al Gobierno.

Primeros pasos políticos
El 29 de julio de 1995, el Parlamento Europeo aprueba una resolución solicitando a los países miembros que prohiban la fabricación, el uso y la exportación de minas antipersonas. En febrero de 1997 el Congreso de los Diputados aprueba por unanimidad ordenar al Gobierno que presente un proyecto de ley que prohiba la fabricación, almacenamiento, comercialización, exportación y transferencia de todo tipo de minas antipersonas, bombas de racimo y armas de efecto similar.

Conferencia de Bruselas
Entre el 24 y el 27 de junio de 1997 se celebra la Conferencia de Bruselas, en ella más de 160 países se reúnen para preparar el Tratado de Ottawa. Rusia y China no acuden y Estados Unidos acude como observador.

Conferencia de Oslo
Tras los trabajos preparatorios de Bruselas, la Conferencia de Oslo (1 a 17 de septiembre de 1997) aprueba el texto del futuro Tratado de Ottawa, que se debe firmar la primera semana de diciembre y que aboga por la prohibición total de las minas, sin restricciones. Entre las principales ausencias se cuentan Rusia, China e India. Estados Unidos se retira de la conferencia sin aprobar el texto.

Premio Nobel de la Paz
El día 10 de octubre de 1997, se concede el premio Nobel de la Paz a la Campaña Internacional por la Prohibición Total de las Minas (ICBL), a la que ya se han adherido más de mil ONG en todo el mundo.

Tratado de Ottawa
Los días 3 a 5 de diciembre de 1997 se firma del Tratado de Ottawa por 125 países, los grandes ausentes son Estados Unidos, Rusia y China. Koffi Annan, secretario general de la ONU, dijo: Ahora hay que concentrarse en la eliminación de las minas para que esta victoria no sea vacía. Un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores español anunció que España tiene la voluntad política de figurar entre los primeros 40 países que ratifiquen el tratado.

Organizaciones que apoyan esta campaña
Pulse encima del icono correspondiente, en algunos existen enlaces.

Enlaces a otras páginas interesantes
  • STOP a las minas terrestres. Antonio Alonso tiene una página dedicada a la prohibición total de las minas terrestres con una completa colección de enlaces.
  • Menschen Gegen Minen, Fundación humanitaria de gente contra las minas. Tiene una interesante página con los 100 mejores enlaces en campañas humanitarias de desminado.
  • Terraweb es una página a cargo de Vicenç Sastre donde se recogen todo tipo de iniciativas a favor de la paz, la solidaridad, la ecología...

El autor de esta página