TIPOS DE CANGUROS

Actualmente viven en Australasia más de cincuenta especies de canguros y unas noventa subespecies, desde las que no superan el tamaño de la rata a los grandes animales del tamaño de un hombre. Unos pueblan el árido desierto central y otros la selva húmeda oriental, pero todos son vegetarianos, a excepción de la rata almizclera marsupial, que también se nutre de insectos.

Todos son miembros de la familia de los Macropódidos. Tienen los miembros posteriores más fuertes y desarrollados que los anteriores, la cola larga y más o menos musculada, los incisivos centrales, tanto superiores como inferiores, muy grandes, los dedos segundo y tercero de las patas de atrás unidos por una piel común pero con las uñas separadas, conformando un útil “peine” para la limpieza del pelo, la bolsa marsupial bien desarrollada y abierta hacia delante, y la posición del cuerpo a menudo vertical. Viven en las estepas, bosques claros y llanuras abiertas, salvo el género Dendrolagus, que son arborícolas.

Dentro de la familia de los canguros se pueden distinguir tres grupos muy caracterizados y que alcanzan el nivel de subfamilias. La primera –Hypsiprymnodontinae- incluye tan sólo a la rata almizclera marsupial, única especie con la cola desnuda y hábitos insectívoros; forman la segunda –Potoroinae- las verdaderas ratas canguro, pequeños animales de tamaño variable entre el de una rata y el de un conejo; y la tercera –Macropodinae- los grandes canguros, otros, más pequeños, a los que en Australia llaman genéricamente wallabys, y también los canguros arborícolas.

Las ratas canguro ya revelan claramente en su aspecto su primitiva posición en el camino evolutivo que iba a llevar a los grandes de la familia. Muy numerosas antaño, han sufrido duramente la presencia de zorros y gatos importados, hasta el extremo de que algunas especies han desaparecido. Pueblan todos los biotipos australianos excepto la selva tropical y pasan largo tiempo ocultas en nidos de hierba o madrigueras subterráneas que ellas mismas construyen. Comprenden ocho especies agrupadas en cinco géneros:

Los wallabys, grandes canguros y canguros arborícolas son agrupados en trece géneros:

 

GRANDES CANGUROS

Machos bastante mayores que las hembras. Extremidades posteriores mucho más fuertes y desarrolladas que las anteriores. Bolsa marsupial ventral abierta hacia delante. Grandes orejas. Cola musculada y poderosa.

CANGURO ROJO

(Megaleia rufa o Macropus rufus)

Machos generalmente rojizos y hembras más azuladas, aunque ambos sexos pueden ser de cualquiera de las dos tonalidades. Dos mudas anuales con cambio en el tono de la capa. Porción superior del morro cubierta de pelo. Parte frontal del hocico blanquecina y vientre blanco en las hembras y pálido en los machos.

CANGURO GRIS ORIENTAL

(Macropus giganteus)

No hay dimorfismo sexual en lo que atañe a la coloración, aunque pueden aparecer individuos ligeramente diversos. Partes superiores grisáceas, oscilando del pardo al rojizo, y partes inferiores blanquecinas. Zonas más claras alrededor del ojo. El hocico más peludo de las tres especies.

EURO O WALLAROO

(Macropus robustus)

Tono general grisáceo pardo, con los dedos y la punta de la cola más oscuros y ocasionalmente negros. Partes ventrales más pálidas. Hay numerosas subespecies con diferentes pautas de coloración. Gran superficie del hocico sin pelo.

VOLVER