XI 1988: EL INGRESO EN LA ALIANZA VERDE EUROPEA Y EL III CONGRESO DE LOS VERDES


Los Verdes, en España, podrían haberse unido a una plataforma
de izquierda, pero hubiéramos perdido nuestra identidad
Ponencia aprobada en el III Congreso de Los Verdes

Ante la precariedad de estructura y lo escaso de su apoyo social, Los Verdes lucharon por la legitimidad que podía proporcionarles, al menos, contar con el reconocimiento y el respaldo político oficial de los partidos verdes europeos.

Desde su fundación como partido, Los Verdes habían participado en numerosas reuniones internacionales de coordinación y en el III Congreso Internacional Verde de Estocolmo (1), pero lo hacían con un status de observador, sin derecho a voto, el mismo que tenían los escindidos de la Confederación de Los Verdes (Alternativa Verde y Los Verdes Alternativos).

Dado que los estatutos de la Alianza Verde Europea establecían que solo podía ser admitido un partido verde por cada país, para Los Verdes resultaba de vital importancia lograr ese reconocimiento, que les revestiría de legitimidad internacional frente a los partidos escindidos y frente a la opinión pública en general. Así que se presentaron en el IV Congreso Internacional de los verdes, celebrado en París, en abril de 1988, dispuestos a hacerse oír.

En ese proceso de legitimación, que culminó el 8 octubre de 1988 con la entrada de Los Verdes en la Alianza Verde Europea, intervinieron muchos factores, incluyendo la excelente relación entre el eurodiputado belga y co-secretario de los verdes europeos Leo Cox y Sara Rebolledo, miembro del Secretariado de Los Verdes (hay que reconocer que Leo Cox siempre tuvo un trato deferente hacia Los Verdes), y la relación de amistad personal que
Luis Hidalgo mantenía con Sara Parkin, co-secretaria de la Alianza Verde Europea.

No sólo se admitió a Los Verdes como miembro de pleno derecho de la Alianza Verde Europea, sino que al mismo tiempo se le denegó la entrada a Alternativa Verde y a Los Verdes Alternativos.

Sobre 1988, aparte de lo apuntado anteriormente (se disuelve la Federación Progresista, comienzan las actividades de Los Verdes Ecologistas, Los Verdes ingresan en la Alianza Verde Europea), sólo cabe añadir que fue un año de impass, un año de reflujo e inactividad, en el que apenas se generaron noticias.

La única campaña estatal de Los Verdes a lo largo de 1988 fue a favor de una "Ley de Protección Integral de la Naturaleza". Los Verdes exigieron que se aplicara el artículo 45 de la Constitución (2), que confiere al Gobierno de la nación la capacidad de desarrollar una Ley básica o una Ley General sobre el Medio Ambiente.

En España existe un complejísimo entramado jurídico en lo que se refiere a la protección ambiental, en el que intervienen normas y disposiciones, a veces contradictorias, de todas las esferas institucionales: Parlamento Europeo, Gobierno Central, Comunidades Autónomas y Ayuntamientos. Hubo dos intentos serios, con borradores muy avanzados, de crear una Ley General de Medio Ambiente, uno en la etapa del gobierno UCD y otro al principio del período socialista. Ambos fracasaron porque fue imposible redactar un proyecto de Ley que sirviera para simplificar jurídicamente la situación. Por el contrario, en los debates previos de las comisiones parlamentarias que estudiaron esos borradores se llegó a la conclusión de que una Ley General no serviría más que para complicar aún más las cosas y provocar conflictos inter-institucionales de competencias, ya que el Estado carece casi por completo de competencias en materia de medio ambiente, al haber sido éstas trasferidas a las comunidades autónomas y los ayuntamientos.

En todo caso, Los Verdes se hubieran conformado con que su propuesta pudiera servir para generar un debate político y social sobre los contenidos de esa Ley del Medio Ambiente. Pero la cosa quedó en un simple debate parlamentario del que ya nadie se acuerda, aunque tal vez todo aquello trajo como consecuencia la promulgación, en marzo de 1989, de una incompleta "Ley de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestres" (3) que sustituiría a la franquista "Ley de Espacios Naturales Protegidos".

En noviembre de aquel año Los Verdes intentaron secretamente pactar con Euskadiko Eskerra una coalición para las elecciones europeas del 89. La idea era que Los Verdes se integraran en la coalición "Izquierda de los Pueblos", integrada por Euskadiko Eskerra, Partido Socialista Galego, Entesa dels Nacionalistes de Catalunya, Partido Socialista de Mallorca, etc, que había estado a punto de lograr un escaño en Estrasburgo en los comicios del 87.

La operación venía apadrinada por los parlamentarios verdes del Grupo Arco Iris (GRAEL) en el Parlamento Europeo, que mantenían una excelente relación con el diputado vasco Jose María Bandrés. De manera que Luis Hidalgo, Angel Muñoz y Purificación Gonzalez cruzaron juntos la frontera francesa y se sentaron a la mesa, en un pequeño hotel de Bayona, frente a Bandrés y otros dirigentes de EE y pidieron para los verdes el segundo puesto de la candidatura europea, dando por hecho que podrían conseguirse dos escaños.

Bandrés consideró aceptable la propuesta pero la cúpula de Izquierda de los Pueblos la rechazó. La iniciativa de los verdes europeos, cuyos eurodiputados también participaron en las negociaciones, terminó en fracaso (4).

El 3, 4 y 5 de diciembre de 1988 se celebra en Benidorm el III Congreso de Los Verdes, que pasó completamente inadvertido para los medios de comunicación. Solo la prensa local y las publicaciones ecologistas recogieron una breve reseña.Participaron más de un centenar de delegados de toda España y observadores de los partidos verdes de Suecia, Francia, Bélgica, Italia, Portugal y del Comité Soviético por la Paz.

Las ponencias de "Desarrollo ideológico" y de "Estrategia política" concentraron el mayor interés de los asistentes. A lo largo de las 55 páginas y ocho apartados de la ponencia ideológica, Los Verdes se encuentran a sí mismos a través de manifestaciones como la que sigue: "El ecologismo como ideología no se plantea solamente el problema ecológico; a partir de él hace un planteamiento social, cultural y económico. Los Verdes participamos activamente en el debate social y tratamos de incidir en las instituciones con el fin de desarrollar un modelo de sociedad: de urbanismo, de trabajo, etc., de acuerdo con la ideología del ecologismo, mediante la metodología de la paz. No como una meta utópica sino en un desarrollo inmediato a partir del cual construir la sociedad, es decir, la no-violencia: por eso hablaremos de ecopacifismo como la ideologia de Los Verdes".

En la misma ponencia, Los Verdes se declaran republicanos y federalistas y abogan por la generalización del uso del Esperanto, como idioma universal, en las instituciones internacionales. En palabras de Marc Viader, fundador del partido en Cataluña (5), fue el "Congreso de la estabilización y de la cohesión ideológica" (Diari de Barcelona, 23-1-89).

La organización de Los Verdes continúa creciendo lentamente. Según el listado de Asambleas locales (Documento interno, Málaga 1988) están presentes en las provincias de Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante, Castellón, Sevilla, Málaga, Almeria, Granada, Cádiz, Las Palmas, Tenerife, Murcia, Cáceres, Burgos, León, Salamanca y Santander.

(1) - Tuvo lugar a finales de agosto de 1987. En representación de Los Verdes acudieron Marc Viader (abogado catalán personado en la causa abierta sobre el síndrome tóxico), Angel Muñoz (leonés, redactor entonces del desaparecido diario "El Independiente"), la madrileña Yolanda Rodriguez y el presunto infiltrado del CESID MLV. Alternativa Verde estuvo representada por Santi Vilanova y Los Verdes Alternativos por Rafael Guardo Polo.

(2) - Artículo 45 de la Constitución: 1.- Todos tienen derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona, así como el deber de conservarlo. 2.- Los poderes públicos velaran por la utilización racional de todos los recursos naturales, con el fin de proteger y mejorar la calidad de vida y defender y restaurar el medio ambiente, apoyándose en la indispensable solidaridad colectiva. 3.- Para quienes violen lo dispuesto en el apartado anterior, en los términos que la ley fije se establecerán sanciones penales o, en su caso, administrativas, así como la obligación de reparar el daño causado.

(3) - Redactada por Jose Antonio Errejón.

(4) - Izquierda de los Pueblos consiguió un solo escaño en las europeas del 89. Yo mismo tuve la oportunidad de entrevistar a Bandrés antes de las elecciones para El Correo Verde y le formulé la siguiente pregunta: "Sabemos que el GRAEL medió con Euskadiko Eskerra para dar forma a una candidatura unitaria en España ¿Cual fue el resultado de esa iniciativa?". A lo que contestó: "Cuando se produjo esta conversación, estaban ya ultimadas las listas de nuestra coalición, que viene ya de muy atrás por las coincidencias políticas entre partidos de izquierda de distintas nacionalidades. No obstante la posibilidad quedó abierta de cara al futuro". Bandrés declaró poco después de las elecciones al programa Zona Verde de RNE que su coalición se había arrepentido de no llegar a acuerdos con Los Verdes, "fue una decisión desafortunada, hubieramos conseguido el segundo escaño para Los Verdes".
(5) - Marc Viader se separó de Alternativa Verda (MEC) para constituir en 1989 "Els Verds", Federación catalana de Los Verde, junto con Octavi Piulats y Jordi Bigas, ambos redactores de la revista Integral.


Regresar al Sumario