ORIGEN DEL ARCHIPIELAGO CANARIO

El origen y formación de las Islas ha sido siempre una cuestión que ha interesado a los estudiosos y las hipótesis sobre el tema han ido sucediéndose de esta forma:

 

VULCANISMO, PROCESO FUNDAMENTAL.

Las Canarias son agudas montañas que se alzan desde los fondos marinos cuyos edificios se han formado por sucesivas acumulaciones de materiales eruptivos a lo largo de muchos millones de años, proceso que aún no ha terminado pues todavía hay muestras de actividad volcánica. Un ligero cálculo nos dará idea del mecanismo: si cada mil años se produce una erupción, en treinta millones de años tendríamos treinta mil erupciones. Pero en Canarias la actividad eruptiva no ha sido regular, sino que durante períodos más o menos largos es lenta o se detiene, mientras que en otros es intensa.

El modelado erosivo

La historia de Canarias es un continuo tejer y destejer de los procesos eruptivos y erosivos. El relieve canario se encuentra en un constante rejuvenecimiento: las aguas abren los surcos de los barrancos, que más tarde se ven rellenados (total o parcialmente) por las coladas de algún volcán, también pueden ver interrumpidos su cauce por una erupción y formarse lagunas que una vez colmatadas reinician la erosión. Cuando las erupciones se han detenido, la erosión ha labrado grandiosos barrancos. En contraste con éstos, la formas volcánicas recientes presentan formas más suaves, pues los edificios volcánicos sin alterar carecen de grandes cortaduras.

La erosión es una consecuencia de las condiciones climáticas, en la actualidad existen efectos que van desde lo periglaciar hasta lo desértico. La mayor parte del modelado actual de las islas son formas erosivas, derivadas de las condiciones locales, del clima, edad del roquedo, estructura y disposición de los materiales 


Correo
Correo al CNC