TIPOS DE ENCUADERNACIÓN

EN RÚSTICA. Consiste en plegar, ordenar, coser y cubrir el libro, aplicando una simple cubierta de papel, procurando que ésta sea igual al tamaño del libro, en la cubierta lleva impreso el título del libro, nombre y apellido del autor y pie de imprenta. todo ello artísticamente dispuesto.

EN CARTÓN. Conocido con el nombre de Cartoné, porque sus tapas son confeccionadas con aplicación de cartón de poco grosor, cosido a mano con cintas, cuerdas o a máquina, se le ponen guardas, las tapas con lomo de tela, los planos con papel corriente en tonos claros para que destaque la impresión.

EN TAPA SUELTA. Ideal para libros de pequeño formato y grosor así como de gran uso. Con costura bien resistente, a mano o a máquina, a estos libros se les hace cajo; sus tapas se cubren con papel imitación, tela, pegamoide, empleandose también otras telas que se pueden imprimir o dorar a prensa, ya sea en película o en oro fino, esta encuadernación se puede hacer en tela y en media tela.

EN MEDIA TELA Y EN TELA.
Esta encuadernación es con montura, formando la tapa sobre el mismo libro, muy popularizada para libros de mediana importacia, para hacerla más llamativa, se aplica en el lomo, un tejuelo de piel de color opuesto al de la tela, que haga contraste, dorando sobre él el nombre y apellido del autor y el título del libro.
Cuando el libro va completamente cubierto de tela recibe el nombre de libro encuadernado en
todo tela, y cuando solamente se cubre el lomo y puntas de tela, entonces se da el nombre encuadernación en media tela. Lo restante del plano que queda libre, sin tela, se cubre con papel fantasía que armonice con la tela; esta encuadernación es elegante.

EN MEDIA PASTA. Es llamada también Holandesa; se denomina así cuando el lomo va cubierto de piel y a los planos se aplica papel fantasía o tela; se ha de procurar, sin embargo, que armonicen con el color de la piel, eligiendo los tonos más semejantes; esta encuadernación es sumamente resistente, aplicandose a libros de regular tamaño y grosor.
Cuando el plano va cubierto de papel, se aplican puntas de tela del mismo color que el lomo.

EN PASTA. Es la que se practica cuando el libro va cubierto con piel, ya sea tafilete, badana, cabra o piel de Rusia; la piel se rebaja todo lo posible, en los límites de su carne, para hacer un perfecto girado al aplicarla al libro. Cuando la piel viene pintada de fábrica se llama piel valenciana; si es jaspeada, por el procedimiento del encuadernador, entonces se le da el nombre de pasta española. Esta encuadernación de pasta se aplica, en general a libros de importancia y de mucho uso. Para que destaquen los títulos, en la piel valenciana y pasta española, se colocan sus correspondientes tejuelos, lo que permite que se puedan leer los títulos del libro con facilidad.

   

Historia de la Encuadernacionvolver pagina inicioEncuadernación en Rústica