por Mª Ángeles Martínez

Si bien la primavera da los primeros avisos, es el verano el que evidencia los problemas del sobrepeso y de que somos portadores de una silueta distinta de la deseada.
Las ensaladas, al tiempo que refrescantes y de fácil digestión, son una extraordinaria fuente de vitaminas.
Pero a estas cualidades hay que añadir otra que es esencial para el mantenimiento del peso. Las ensaladas sabiamente equilibradas son hipocalóricas ya que prácticamente no contienen hidratos de carbono (azúcares), lípidos (grasas), ni prótidos (proteínas). Los añadidos de origen animal (embutidos, atún en aceite, etc.) deben administrarse con cordura y el delicioso e imprescindible aceite de oliva con parquedad.

Te ofrecemos tres ensaladas distintas a las que habitualmente degustamos. Son un punto de partida hacia nuevas experimentaciones. Las ensaladas permiten hacer pruebas y aportar una cierta fantasía en sus composiciones. Sé valiente. Intenta crear un plato distinto que rompa la rutina cotidiana.

 

Ingredientes para 4 personas:
3 zanahorias medianas peladas
3 calabacines medianos
1 cebolla roja
1 diente de ajo
1 cucharada de hojas de estragón
20 g de piñones
aceite
vinagre
pimienta molida

Preparación:
Cortar a láminas finas la zanahoria y los calabacines a rodajas. Cortar a arandelas finas las cebolla y el ajo en fina juliana.
Colocar todos los ingredientes cortados en una ensaladera.
En un bote de cristal con tapa hermética, mezclar el vinagre, el aceite, la sal, la pimienta y el estragón. 
Tapar y agitar fuertemente. Rociar con esta vinagreta la ensalada y dejarla reposar en la nevera una hora.
En el momento de servir añadirle los piñones, que previamente se ha tostado un poco en una sartén..

 

Ingredientes para 4 personas:
Varias hojas de ensalada (lechuga iceberg, radiccio o de la que se disponga)
300 g de arroz
150 g de encurtidos variados
200 g de queso fresco
pimiento morrón
sal.

Para la salsa:
2 cucharaditas de mostaza
3 cucharadas de aceite
sal. 

Preparación:
Lavar y escurrir las hojas de ensalada y disponerlas en la fuente de servir.
Cocer el arroz al dente en abundante agua con sal, escurrirlo y pasarlo por agua fría.
Escurrir los encurtidos de su líquido y cortarlos a trocitos, así como el pimiento morrón. Cortar el queso en pequeños dados. Poner todos los ingredientes, menos las hojas de ensalada, en un recipiente. Condimentarlo con el aceite que previamente se ha mezclado con la mostaza. Añadir sal al gusto.
Rellenar con esta mezcla las hojas de ensalada.

 

Ingredientes para 4 personas:
120 g de salmón ahumado (o de trucha ahumada)
200 g de hojas de ensalada de diferentes tipos
1 bulbo de hinojo
1 lima
1 1/2 dl de crema de leche
2 cucharadas de mayonesa
eneldo
sal
pimienta molida.

Preparación:
Lavar y escurrir las hojas de los diferentes tipos de ensalada. Lavar el hinojo y cortarlo en rodajas muy finas. Cortar el salmón a tiras.
Disponer los distintos componentes, sin mezclarlos, en pequeños montoncitos. Distribuir por encima unas finísimas rodajas de lima.

Salsa: mezclar la mayonesa con la crema de leche, añadir un poco de eneldo picado, sal y pimienta. Presentar la salsa en salsera aparte acompañando la ensalada, para que cada comensal se sirva a su gusto.