logo_AEPA



PERROS GUÍA


En AEPA no preparamos perros guía para ciegos, sin embargo hemos querido incluir esta sección con información sobre perros guía debido a las numerosas peticiones de información que hemos recibido.
Toda la informacion y las fotos proceden del numeroso material de difusión pública de la Fundación ONCE del Perro Guía. Además muchas de estas preguntas y respuestas han sido sacadas de varias entrevistas efectuadas en diversos medios de comunicación a Pedro Pablo Martín, ex-director gerente de la Fundación ONCE del Perro Guía . (En su página no cuentan mucho más)



Pregunta: ¿Dónde se adiestran los perros-guía en España?
Respuesta:
Sólo hay un centro de la ONCE en España, y está en Boadilla del Monte desde 1998 (el primero estuvo en Móstoles desde 1990). Esta finca de 110000 metros cuadrados cuenta con una residencia canina, sala de partos, clínica, bloque de cachorros, entrenamiento, aislamiento y pista de ejercicios. El 20 de junio de 1989 nacía este organismo como resultado del acuerdo adoptado por el Consejo General de la ONCE, constituyéndose como fundación el 24 de septiembre de 1990 y declarándose el 31 de marzo de 1992 como benéfico asistencial de caracter particular por Orden del Ministerio de Asuntos Sociales (BOE 29-abril-92).
Fundación ONCE del perro-guía
Camino de Alcorcón s/n
28660 Boadilla del Monte, Madrid
tel: 91-6324633


Pregunta: ¿Cómo surgió la Fundación?
Respuesta:
En España, hace 30 años. Los perros-guías se engloban dentro del Club de los Leones. Los primeros perros-guías llegaron de Rochester, Michigan y de Inglaterra. En España, concretamente en Palma de Mallorca, Antonio Picornell era el responsable de todo ello; él era adiestrador de perros y decidió también criar guías.
Desde 1966 hasta 1987, unos 20 años, estuvo funcionando esta escuela. Entonces fue cuando se pensó en crear la Fundación. Esta institución es independiente de la ONCE pero se financia directamente a través de ella. Los primeros guías eran adiestrados por personas cualificadas de las escuelas inglesas, hasta que se empezaron a formar profesionales aquí.


Pregunta: Yo, ajeno a la ONCE, ¿puedo ser instructor de perros-guía?
Respuesta:
No. Los requisitos para ser Instructor de perro-guía son unicamente contar con la formación específica para desempeñar tal función, pero hoy por hoy sólo se imparte en España en la Fundación ONCE a nivel interno y como sistema de promoción, por lo que de cara al exterior no se está impartiendo ningún tipo de curso.


Pregunta: Pero, puedo colaborar de algún modo?
Respuesta:
Si, puedes formar parte del programa de socialización de cachorros. Se trata de que el futuro perro-guía consiga el máximo nivel de integración social, y para ello el cachorro debe crecer en una familia, y no en una residencia canina. El personal de la ONCE decidirá si tu casa y tu familia reunen las condiciones que necesita el cachorro (no estar más de 2 horas al día sólo, vivir dentro de la casa, acudir a tiendas, transportes públicos etc... compatibilidad con otros animales que pueda tener la familia...)
El cachorro es entregado con 7 semanas, después de haber pasado un test inicial. A los ocho meses, se le hará un reconocimiento completo: escáner, radiografía...para detectar posibles enfermedades físicas. Si pasan esta prueba, continuarán con la familia. Su desarrollo será supervisado en todo momento por los técnicos de la ONCE en visitas mensuales y todos los gastos que pueda ocasionar el cachorro son totalmente asumidos por la Fundación ONCE. Cuando cumpla 12 meses, ingresará en la Fundación.

NOTA:Sólo podrás formar parte de este programa si vives en Madrid o cerca de Madrid debido al seguimiento que debe tener el futuro perro-guía.


Pregunta: ¿Puedo llevar al cachorro por todas partes?
Respuesta:
Si, tendrás un carnet y una chapa que le identificará como cachorro de perro-guía; así deberás poder entrar en cualquier establecimiento, evento, transporte público, etc... Eso si, a veces te encontrarás con personas poco sensibilizadas.
Pero ya se están aprobando leyes que harán que el impedir el acceso de un perro guía a un local pueda ser sancionado hasta con 2 millones de pesetas. Eso si, los animales deberán reunir una serie de condiciones de identificación e higiénico-sanitarias y sus dueños tener suscrita una póliza de responsabilidad civil para prevenir eventuales daños a terceros.


Pregunta: ¿Qué perros pueden convertirse en perros-guía?
Respuesta:
No todos, estos animales deben tener un caracter muy especial, ser equilibrados, obedientes y tranquilos, por este motivo, las razas que se emplean habitualmente son el pastor alemán, el golden retriever y el labrador retriever. No obstante, dentro de estas razas, no todos los ejemplares sirven para este fin, por lo que se desarrolla un largo proceso que comienza en el departamento de crianza donde se realizan los cruces idóneos para conseguir el perro deseado.


Pregunta: ¿Cómo se seleccionan los reproductores?
Respuesta:
Según unas características estructurales; a priori deben ser fisicamente perfectos de una talla mediana y temperamentalmente muy sociables. Deben estar inhibidos totalmente del instinto de caza, protección, guarda... Si hubiera que buscar los reproductores fuera de las instalaciones de la Fundación, ya habría que arriesgar más, valorando sus antecedentes, etc...


Pregunta: ¿Machos o hembras?
Respuesta:
No existen preferencias: los dos sexos poseen las mismas aptitudes y cualidades para desarrollar esta labor.


Pregunta: ¿En que consiste la educación de estos perros?
Respuesta:
La educación se divide en tres etapas formativas:
La primera, con la familia educadora, desde las 7 semanas de vida hasta los 12 meses: se debe conseguir que el perro se habitúe a relacionarse con la gente
La segunda etapa, hasta los 18 meses, los cachorros pasan al departamento de entrenamiento avanzado, donde van a adquirir los conocimientos más especializados. En el transcurso de este ciclo se evalúa el avance que han experimentado con el fin de conocer si tienen las aptitudes necesarias para convertirse en un buen perro-guía.

En la tercera etapa, se selecciona al usuario; tras un "acoplamiento" de tres semanas se podrá saber si ha funcionado la unión entre ambos, ya que se les hace pasar por todo tipo de situaciones, desde las más simples a las más complejas.


Pregunta: ¿Cómo se selecciona al usuario?
Respuesta:
No todos necesitan o valen para tener como compañero a un perro-guía. Se suelen realizar cuatro informes: uno médico, otro sociológico, otro psicológico y otro sobre la movilidad del usuario. En general se intentan acoplar las características de uno y otro.


Pregunta: ¿Qué orden se sigue para asignar al perro-guía?
Respuesta:
Primero si es renovador, es decir, si ya ha tenido compañero guía. Después la necesidad mayor o menor del usuario, y por último el orden en la solicitud.


Pregunta: ¿Se entregan perros de la ONCE para fuera de España?
Respuesta:
No. La Fundación ONCE facilita las señas de la escuela "Leader Dogs for the Blind" que sí entrega perros a personas que no viven en EEUU. Estas señas son:
Leader Dogs for the Blind
P.O.Box 5000
Rochester - Miami
48308 - 5000 EEUU
tel: 248-6519011 (marcar primero el prefijo internacional y despues el prefijo de EEUU)


Pregunta: ¿Cuántos perros-guía se entregan al año en España?
Respuesta:
Entre 50 y 75 dependiendo de los años, pero aún es insuficiente para la larga lista de espera existente, por eso existe un convenio de la ONCE con la Federación Internacional de Clubes de Leones de aportar 24 perros más al año. No obstante, desde que las instalaciones están en Boadilla del Monte se prevé aumentar el número de entregas de perros-guía en 100 al año, así como un incremento de la plantilla con, aproximadamente, 19 personas más (este dato es de mayo de 1997).


Pregunta: ¿Cuánto cuesta un perro-guía y quien lo paga?
Respuesta:
Unos 7 millones (dato de 2001), pero en lo que se refiere a la Fundación, se culmina todo el proceso de entrega y acoplamiento de una forma totalmente gratuita, siempre que la persona que solicita el perro-guía se encuentre dentro del colectivo de personas con deficiencia visual.


Pregunta: ¿Que pasa con todos los perros que no superan el proceso de convertirse en perros-guía o los que alcanzan la edad de la jubilación?
Respuesta:
Un perro rechazado será ofrecido en primer lugar a la familia que lo adoptó, si esta por circunstancias no pudiera quedárselo, existe una lista de espera de otras, las cuales sus cachorros sí son guías y desean quedarse con ellos. Y la última solución es que se queden en la Fundación. Si no es por enfermedad grave, nunca se les sacrifica. En cuanto a los que hay que jubilar, la Fundación aún no se ha encontrado con ese problema (marzo de 1997). La solución sería que hubiera también familias que los adoptaran, pero en España sólo gustan los perros perfectos y jóvenes. Hay países que tienen lista de espera para acogerlos en sus últimos años de vida. De todas formas es un problema que existe ya que a corto plazo empezarán a jubilarse los primeros.


IMPORTANTE Recuerda que no debes distraer ni tocar a un perro-guía cuando se encuentre trabajando. Un fallo en su concentración podría ser la causa de un accidente.



Si quieres, puedes contestar a este formulario:
Has visto alguna vez un perro guía de ciego?
si no

Si has contestado "si", ¿en que población lo viste? Si has contestado "no", ¿donde vives?

En que circunstancias lo viste? (autobus, metro, bar...)

¿Te acuerdas de que raza era?

Si quieres hacerme algún comentario, te lo agradeceré



e-mail| Perros de asistencia | Preguntas habituales | Nuestro trabajo | Colaborar | Programa de voluntariado| Cuestionario para personas discapacitadas | Nuevo |
Raúl y Uva | Maria del Mar y Senda | Jose Andrés y Rocco | Rafa y Kayla | Enlaces |
Información de interés: Legislación en materia de perros de asistencia | Libros sobre adiestramiento |

Página principal |