FLORA Y FAUNA

 

Climatología

Higueras, como población situada dentro del Parque Natural coincide tanto en su glimatologia como en vegetación y fauna con la Sierra de Espadán , esta, constituye un enclave singular en el que, dada su gran extensión, se recogen las características climatológicas generales de toda la provincia de Castellón.

Posee un clima mediterráneo, con un fuerte período de sequía en verano y con un máximo pluviométrico en otoño matizadas según la influencia marítima o continental.

Los vientos son canalizados y encauzados por el relieve que produce un efecto barrera por su disposición (NW-SE) favoreciendo la penetración de corrientes de aire húmedo hasta zonas profundas.

Las precipitaciones se ven influenciadas por el relieve, dándose en la Sierra de Espadán máximos relativos de origen orográfico. Igualmente es notable el gran contraste entre la vertientes de umbría y solana, dada la orientación de la Sierra.

Las nevadas son esporádicas pero las heladas son bastantes frecuentes, favorecidas en los valles interiores por procesos de inversión térmica en las noches despejadas de invierno.

 

Geología

La Sierra de Espadán constituye una alineación montañosa triásica con alternancia ácido-base en los materiales geológicos y en los suelos; posee un gran interés tectónico y un modelado geomorfológico caracterizado por abruptas crestas y lomas más suaves y redondeadas, pasando en pocos kilómetros desde el nivel del mar hasta los 1.106 m del pico de la Rápita

Existe un marcado predominio del Triásico inferior y medio, no obstante, dada su gran complejidad, también abundan los materiales jurásicos y, a través de los pliegues y fallas que la conforman afloran los materiales paleozoicos en términos municipales como Higueras, Pavías, Villamalur y Torralba.

Los tres elementos del terreno triásico (areniscas, calizas y margas), que dominan en el Parque Natural de la Sierra de Espadán, imprimen un carácter particular tanto en la orografía como la hidrografía de la región que ocupa.

Las areniscas, entre las que destacan las del Buntsandstein, compuestas por granos angulosos de sílice, aparecen en capas superpuestas, permeables y de espesor variable, dispuestas en posición oblicua, dando lugar a montañas de gran elevación, angulosas y con agudas crestas, cuya inclinación ocasiona profundos barrancos o torrenteras, donde las aguas que no resbalan, filtran dando lugar a numerosas fuentes. Suelen contener minerales como cobre, cobalto, cinabrio

Las margas se presentan en forma de talud en las faldas de las montañas de rodeno o en forma de colinas redondeadas y surcadas de angostos barrancos; suelen llamar la atención el brillo y el color (rojizo, amarillento o morado) de sus cristales de yeso, a lo que deben su denominación de margas irisadas.

Todas estas características confieren a la Sierra de Espadán un excepcional valor paisajístico derivado de la natural policromía de las formaciones geológicas (destacando el color rosado-rojizo de los paisajes silíceos que forman la sierra, frente al blanquecino de los calcáreos que circundan el Parque Natural.

La sierra está formada por un inmenso anticlinal, en el cual, la disposición de los materiales que lo conforman queda modificada por numerosos pliegues, fallas, encabalgamientos simples e inversos, confiriéndole gran relevancia tectónica.

Vegetación

Las condiciones climáticas, geológicas y edáficas, así como la riqueza florística y la acción humana sobre el medio han dado lugar al reconocimiento de diferentes formaciones vegetales. Por ello, la vegetación de la Sierra de Espadán incluye entre sus especies más representativas, algunos endemismos que sólo allí podremos observar.

Los alcornocales, una de las formaciones más interesantes de la Comunidad Valenciana, representan la vegetación potencial en suelos silíceos. El alcornoque (Quercus suber), posee la peculiaridad de ofrecer resistencia al fuego lo que le confiere un gran valor ecológico. Su resistente corteza, el corcho, convenientemente explotado constituye un recurso económico para las poblaciones de la sierra.

Junto a los alcornocales, o bien formando masas boscosas, encontramos al pino rodeno (Pinus pinaster), utilizado en la antigüedad para la extracción de resinas, se caracteriza por presentar acículas y piñas de mayor tamaño que las del pino carrasco (Pinus halepensis) que encontraremos compartiendo suelos calizos con las encinas (Quercus rotundifolia).

Otras especies dignas de mención son los matojares o matorrales formados por diversas especies del género Cystus, brezos (Erica arbórea), enebros (Juniperus oxicedrus), torbiscos (Daphne gnidium), etc. También aparecen árboles o arbustos de interés como son el melojo o "roure reboll" (Quercus pyrenaica), el tejo (Taxus bacata), el acebo (Ilex aquifolium), el castaño (Castanea sativa), el arce (Acer granatense), el quejigo o "roure valencià" (Quercus faginea) , el avellano (Corylus avellana), el serbal (Sorbus torminalis, S. domestica) y el madroño (Arbutus unedo).

La sierra presenta especies de gran interés científico o biogeográfico entre las que destacan endemismos valencianos como "la bracera" (Centaurea paui), "el clavellet de roca" (Minuartia valentina), "l’herba de llunetes" (Biscutella calduchii) y otras como "el pericó de sureda" (Hypericum androsaemum) y "la ginesta de sureda" (Cytisus villosus).

Fauna

La fauna es resultado de la diversidad de paisajes y ambientes. Entre los anfibios podemos encontrar varias especies como el sapo común (Bufo bufo), sapo corredor (Bufo calamita). Pero la especie más interesante es el gallipato o venancio (Pleurodeles waltl) que encuentra su hábitat en las balsas de riego

Los reptiles están representados por diversas especies como el fardatxo o lagarto ocelado (Lacerta lepida), la lagartija colilarga (Psammodromus algirus), la culebra de escalera (Elaphe scalaris) y la culebra bastarda (Malpolon monspessulanus).

Las especies más interesantes de la avifauna son sin duda las rapaces, la escasa y amenazada águila perdicera (Hieraaetus fasciatus) habita en la sierra, en las masas boscosas encuentran un hábitat idóneo el águila culebrera (Circaetus gallicus), el águila calzada (Hieraaetus pennatus), el azor (Accipiter gentilis). Entre las rapaces nocturnas podemos encontrar el cárabo

(Strix aluco), el búho chico (Asio otus) y el búho real (Bubo bubo).

Otras aves típicas de esta sierra son el arrendajo (Garrulus glandarius), el trepador azul (Sitta europaea), el petirrojo (Erithacus rubecula), el torcecuello (Jynx torquilla), el pinzón (Fringilia coelbs), etc.

La mastofauna está representada, entre otros, por el jabalí (Sus scrofa), el zorro (Vulpes vulpes), la garduña (Martes foina), la gineta (Genetta genetta)y el tejón (Meles meles).

Finalmente mencionar, que existen unas 20 especies de murciélagos, algunas de ellas de gran importancia y en grave peligro de extinción

Presentación; Situación; Sus Fuentes; Historia; Fiestas; Gastronomía; Flora y Fauna; Información Municipal INICIO